Cuidados
Todo lo que debes saber sobre el cuidado de tu Bromelia
agua, sol, florece, abono para plantas, naturaleza, alféizar, interior, exterior, cultivar, abono
16438
page-template-default,page,page-id-16438,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-5.9,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

Cuidados

La Bromelia es una planta fuerte y muy fácil que le dará mucho placer durante 3 a 6 meses. Dé a la Bromelia un lugar con abundante la luz (¡no a pleno sol!) y déle agua regularmente (verter en el cáliz de la planta) y estará contenta. Agregar abono para plantas a su agua no es necesario.

 

Si en un día cálido quieres realmente mimar a tu bromelia, pulverízala con agua, o coloca un plato con agua debajo de la maceta para que ésta se vaya evaporando poco a poco alrededor de la planta. En el ambiente interior de una casa las bromelias recogen agua y nutrientes directamente del aire, de la misma manera que lo hacen en un hábitat salvaje.

 

La flor de la Bromelia dura entre tres y seis meses. Cuando la Bromelia se marchita, ha llegado el momento de comprar una nueva Bromelia, porque la Bromelia solo florece una vez.

¿Quién quiere estar dónde?

Interesante para saber: a las Bromelias con hojas gruesas les gusta estar en un ambiente seco y las Bromelias con hojas delgadas prefieren un lugar más húmedo. Por eso, la Tillandsia es un típico buen amigo del cuarto de baño y la Aechmea una verdadera planta para poner en el alféizar donde puede aprovechar de la calefacción central. Las versiones con vello gris prefieren estar en emplazamientos secos y expuestos al sol.

Sacar a las bromelias.

A partir de mayo, ya puedes sacar tus bromelias al patio o al balcón. Son plantas tropicales, por eso no se pueden dejar afuera si hay heladas. Protégelas bien, quizás sea una buena idea cubrirlas por la noche, especialmente durante las primeras semanas. Y mantenlas a la sombra, igual que haces cuando las tienes dentro de la casa. Las más adecuadas para estar afuera son: Aecmea, Billbergia, la piña, Neoreglia y Tillandsia.

¿Cómo puedo cultivar mis propias bromeliáceas?

Con un par de plantas y una dosis razonable de paciencia tú también puedes cultivar tus propias bromeliáceas. Tras la floración, notarás unas plantas pequeñitas creciendo en la base de la planta original, todavía pegadas a ella. Déjalas crecer hasta que alcancen la mitad del tamaño de la planta original. Durante dos semanas continúa regando la copa central de la planta y entonces separa las plantas jóvenes asegurándote de que tengan algo de las raíces. Coloca entonces las plantas jóvenes en su propia maceta rellena de mantillo fresco y déjalas reposar durante un año. En cualquier momento podrán florecer aunque para acelerar el proceso puedes utilizar este truco: Coloca una manzana madura en el centro de la planta y cubre la bromelia con una bolsa de plástico que has de cerrar, dejando que la manzana madure al lado de la planta durante otras tres semanas. En un plazo que oscilará entre ocho y dieciséis semanas  podrás ver los resultados: Una flor completamente nueva habrá crecido en el centro de la planta nueva.